brasil

Text Size
   

Las ventajas en ser auditado 

La imagen que los auditados tienen de auditoría normalmente es negativa, porque la gran mayoría de las personas no les gusta de ser evaluada. Además, la resistencia a las auditorías es debida a diferencia de conocimiento de 5S entre auditor y auditado, dificultando la comunicación entre ellos. Una forma de solucionar el problema, es que sea dada una conferencia para los auditados sobre los criterios de evaluación. Otra forma es que el auditor de cada área acompañe la auditoría de su área, facilitando el entendimiento.  No es coherente que uno o más profesionales se predispongan en hacer auditorías, sacrificando su rutina y obligaciones originales, al no ser debidamente reconocido por el auditado, lo cual es el principal cliente y beneficiado por los servicios del auditor. Las auditorías traen los siguientes beneficios para el auditado:

 Comparación entre el nivel visto por el equipo y el nivel visto por alguien exento

Algunas veces el equipo y el líder tienen una visión diferente de su ambiente diferente y de la percepción de alguien que no está involucrado en el día a día con el área, y con otras referencias. Generalmente la expectativa del auditado no coincide con la percepción del auditor. Es esta diferencia que justifica la existencia de las auditorías resultando en beneficios para el auditado realmente interesado en evolucionar en 5S. 

Verificación de la evolución

La auditoría 5S es el momento donde el equipo pondrá todo su esfuerzo siendo evaluado por alguien independiente del área. Es un momento de consagración, caso el resultado de la auditoría demuestre una evolución esperada, definida y/o negociada. Es un momento de reflexión, caso el resultado de la auditoría demuestre problemas que no fueron percibidos por el equipo. Es un momento de decepción, en caso de que la auditoría sea mal hecha y penalice injustamente el área o realmente el área poco hizo para mejorar. Cabe destacar que un equipo con espíritu vencedor, tomará provecho de los resultados de la auditoría y no se buscará excusas infundadas (para los perdedores siempre habrá excusas).

 Oportunidad para implementar mejoras

El auditado debe siempre ver la auditoría como una oportunidad para implementar mejoras y no como un proceso de juzgamiento. No es la responsabilidad del auditor juzgar. No es recomendable para el auditado buscar culpables. El resultado de la auditoría debe siempre ser un plan de acción donde se definen acciones tácticas y de eliminación de problemas físicos. 

Mayor motivación en la preparación

Puede no parecer un beneficio, pero la auditoría trae una mayor motivación para el equipo en la preparación del área, donde algunas cosas, que en el día a día quedan olvidadas, pasan a ser recordadas. Pequeñas mejoras en vísperas de auditorías pueden demuestran respeto por el proceso. Sería infantil imaginar que las personas no harían pequeñas correcciones para ser bien evaluadas. Lo que no se acepta es una transformación radical para auditorías, principalmente pintando los pisos y las instalaciones, haciendo una gran limpieza, ocultando los recursos obsoletos, tirados u olvidados, y usando el medio de identificar compartimientos como “particular”, para que no sean auditados. En caso de que estas distorsiones ocurran, significa una falta de entendimiento de los conceptos y la falta de compromiso de las personas, iniciando por los líderes.