brasil

Text Size
   

Introducción

TPM, Mantenimiento Productivo Total, es la metodología más reconocida y respetada, capaz de maximizar la Productividad, teniendo como resultados la falla cero del equipo, la pérdida cero del proceso, el defecto cero del producto, el accidente cero del trabajo, y el control de los impactos ambientales. Desde que fue creada en Japón, al final de los 60, es adoptada por industrias del mundo entero, que buscan la excelencia en su gestión. Probablemente sus competidores están aplicando esta metodología como un diferencial competitivo. U otras posibles unidades de su propia empresa.

Los resultados de las empresas exitosas, 3 años después de la implantación, son impactantes. Por ejemplo:

-Reducción de falla de máquina de 1 para 10, o hasta para 250 veces.

-Aumento de la productividad y de la disponibilidad operacional en una vez y media a 2 veces.

-Reducción del nivel de productos defectuosos de 1 para 10 veces.

-Reducción del costo de mantenimiento por unidad producida de 30 a 40%.

-Reducción del volumen almacenado en hasta 50%.

Mucha gente cree que TPM es Mantenimiento Autónomo, o sea, el mantenimiento del equipo hecho por los operadores. Esta es una visión incompleta del TPM, y equivocada sobre el Mantenimiento Autónomo. Primero porque TPM es el conjunto de pilares, teniendo como base los conceptos de las 5S. Si las acciones de estos pilares no existen, o son deficientes, y/o si la empresa tiene un bajo nivel de 5S, la maximización de la productividad no será alcanzada, y en intento de implantar el Mantenimiento Autónomo será frustrado. Segundo porque, el Mantenimiento Autónomo no tiene como objetivo principal, transferir actividades del área de Mantenimiento para los operadores, pero de mantener la confiabilidad del equipo por medio de la mejor conciencia del operador para operar y cuidar adecuadamente del equipo, con actividades de limpieza, inspección, lubricación, diagnósticos de posibles problemas y, dependiendo de la situación, haciendo pequeñas reparaciones.

TPM posé, además del Pilar de Mantenimiento Autónomo, el pilar de Mejoras Específicas, que visa eliminar pérdidas del proceso productivo por medio de grupos de mejoras. El pilar de Mantenimiento Planificado, que visa maximizar la disponibilidad operacional del equipo y el Pilar de Mejoras en el Proyecto, que tiene como objetivo la selección de los equipos basada en el Costo de su Ciclo de Vida, y no apenas en el precio de compra. El pilar de Educación y Capacitación que visa educar y capacitar todas las personas involucradas directamente con las actividades propuestas por cada Pilar. y hay otros pilares que pueden ser implementados en un segundo momento, que son el Pilar de Mantenimiento de la Calidad, el pilar de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, y el Pilar de TPM en áreas de apoyo.

Sigue sugerencias básicas para iniciar la implantación del TPM:

  1. Seleccione alguien con formación técnica para coordinar el TPM, normalmente del área de gestión, si hay, o de la Ingeniería, Producción o Mantenimiento. El tiempo dedicado por este profesional dependerá de la prioridad que la empresa desea dar para el TPM. Cuanto más dedicación, mayores y más rápidos serán los resultados. Este coordinador puede formar un Comité, con colegas que van ayudarlo en la conducción de cada Pilar. Si su empresa desea implantar el TPM como Sistema de Gestión, será formada una Secretaria de TPM apoyada por Facilitadores debidamente capacitados en la metodología.
  2. Pida para hacer un diagnóstico como están las prácticas de las 5S en su empresa. Si el nivel no superar 60%, es mejor no iniciar la implantación. Si necesario, contractar una consultora.
  3. Otra sugerencia. Pida también para hacer un diagnóstico del área de Mantenimiento. Además de yo hacer esta actividad antes de iniciar la implantación del TPM, hay otros expertos en Mantenimiento que pueden hacerlo. Si hay varias deficiencias básicas en el sector de Mantenimiento, también es mejor no iniciar con el TPM. Por ejemplo: Equipo muy limitada Cuantitativa y Cualitativamente; prevalece el mantenimiento correctivo, hay inexistencia o deficiencias básicas en los planes de preventiva; procedimientos para servicios más complejos, política de repuestos, documentación técnica, etc.
  4. Pida para el Coordinador del TPM levantar cuales son las actividades contempladas por cada pilar, que todavía no existen, o están muy deficientes en la empresa. Después de eso, él desarrollará un plan para llenar estas debilidades, iniciando por Pilotos. La selección de los pilotos de cada pilar debe ser de acuerdo con los mayores potenciales de ganancias. Por ejemplo:

ü  Pilar de Mejoras Específicas - Inicie por las mayores pérdidas analizando el proceso productivo entero.

ü  Pilar de Mantenimiento Autónomo - Inicie por equipos que presentan baja eficiencia, y que la postura del operador en la operación y cuidados con el equipo, puede reducir la frecuencia de la fallas.

ü  Pilar de Mantenimiento Planificado - Inicie por equipos que son cuellos de botella, que son vitales para la continuidad del proceso productivo, o cuya falla puede generar graves accidentes o impactos ambientales, cuya confiabilidad actual es dudosa, o por cuenta de la recurrencia de problemas, o por falla en el monitoreo de sus condiciones físicas actuales.

ü  Pilar de Mejora en el Proyecto - Inicie por el equipo de gran importancia a ser comprado en los próximos 5 años, cuya experiencia anterior en las fases de compra, transporte, instalación, teste, operación y mantenimiento, de equipos similares, es demasiada negativa, en termos de costo, plazo u otros problemas.

ü  Pilar de Educación y Capacitación - Inicie por los problemas de Calidad y productividad causados por la deficiencia de la Cualificación que han generado mayores impactos negativos para la empresa en termos de costos y plazos.

  1. Tenga una postura adecuada en todas las fases de la implantación. Primero, convenciendo su equipo directa de la importancia del TPM para la supervivencia de la empresa, y por consiguiente, de todos los empleados. Segundo, teniendo la determinación para liderar el proceso de acuerdo con el plan desarrollado. En el trate el TPM como una "campaña", o sea, una vez implantado, las actividades del TPM serán gradualmente incorporadas en la rutinas de las personas, en todos los niveles. Llegará un momento en que no habrá distinción entre los indicadores de la empresa y los de TPM. Después, asegure la “compra” del TPM por cada profesional abajo directamente a usted, y que él vendrá el TPM para su respectivo o. Mientras el líder del equipo operacional, supervisor o encargado, no se convencer que el TPM logrará resultados directos para su rutina, él lo hará apenas para prestar cuentas a su líder mientras es monitoreado. Y eso no es suficiente para el éxito del TPM.
  2. Analice y publique los resultados. Ellos son los mejores incentivadores para la continuidad y perpetuación del TPM.

Bien, después de estos comentarios, usted tiene 3 decisiones a tomar:

1ª) No implantar el TPM – Haga eso si usted está satisfecho con la productividad operacional de su empresa, inclusive cuando comparada con sus competidores;

2ª) No implantar el TPM ahora - Si no hay un fuerte motivo, que realmente imposibilite la implantación inmediata, refleje sobre las pérdidas que continuaran ocurriendo en el día a día, hasta que el TPM sea implantado. Con el mercado altamente competitivo y con el alto nivel de exigencia de las empresas sobre sus Directores y Gerentes, asegúrese si en ese intervalo, la situación puede ser agravada para ambos.

3ª) Implantar el TPM ahora – Inicie ya su implantación. Si necesario procure una consultoría con experiencia sobre el tema.